viernes, 23 de diciembre de 2011

María

Las nubes marcaban un destino gris para ese día también. Mientras tanto, los familiares de María sufrían por su ausencia, pues la joven llevaba algunos días desaparecida. Habían recurrido a la policía, a sus amigos, a sitios que solía frecuentar; buscaron por todo el lugar, pero no había rastros de ella. Si bien hacía poco que vivía en el pueblo, se supone que alguien tendría que haberla visto. Lo más extraño es que los lugareños ni siquiera conseguían recordarla. Entre otras cosas, la familia pensó en un rapto, en un accidente debido al temporal de lluvia y viento; ya no sabían qué hacer.

Nada de eso había ocurrido. Y respecto a los lugareños, era lógico que no la recordaran, porque a último momento (como un escritor amigo) decidí que María no existiera en esta historia.

14 comentarios:

Juan Ojeda dijo...

Interesante "volantazo" al filo del último párrafo, un ligero olor a Poder arribó aquí a las flores del frutillar...

El escritor, como pequeños dios de la habitación (dios en orgullosa minúscula)...

Bellísima reflexión,,, me voy pensando en plumas, cielos, dioses, desaparecidos, buscadores, y otras páginas por el estilo.

Felices fiestas. Un fuerte abrazo.

David C. dijo...

je je. inesperado final.

Stefania dijo...

Un buen texto, intrigante.
Pues creo que sé cual es tu escritor amigo, Humberto, no? Su texto del titiritero y este están hermanados por la idea.
Eso sí que es sacar lo mejor del maestro, eh!
Un saludo cordial y felices fiestas para ti.

Stefi

fus dijo...

Cada dia me sorprende mas, con tus relatos, como sabes llevarnos a un final apoteòsico donde las letras se unen y formas esa frase final que nos hace exclamar...OLÈ...

Feliz Nochebuena.

un abrazo

fus

Eleonora Beatrice dijo...

Quiero agradecerles por su compañia y por sus hermosos comentarios.
Un abrazo enorme.
Eleonora.

Eleonora Beatrice dijo...

Así es Stefi. Saco lo mejor y es un honor expresar todo lo que voy aprendiendo junto a Humberto.
Y efectivamente, está basado en los Hilos del titiritero.
Muchas gracias por tus palabras.
Un cariño.
Eelonora.

Humberto Dib dijo...

Yo no entiendo bien cómo es la cosa, pero una tal María vino a golpear las puertas de mi blog para que le diera existencia en algún texto, te pido por favor que no me mandes más gente ;)
Un beso enorme y adelante con este hermoso proyecto.
HD

Eleonora Beatrice dijo...

Querido Humberto:
Es un honor basarme en tus relatos para crear los míos.
Un gran cariño.
Eleonora.

Stefania dijo...

Muy buen recurso, Eleonora!

Te dejo un cariño.

Stefi

Sabrina dijo...

Ay, yo me imginé que la iban a asesinar!! menos mal que no.
Me gustó.
Besotes.
Sabri!!

raúl fdz pacheco dijo...

pobres lugareños, se quedarán con la angustia, no?

JValentina dijo...

Genial el relato..un final excelente para una gran escritora como tu..me ha entretenido y gustado leerte..
Un abrazo

laindefensiónaprendida dijo...

Me ha gustado, pero intenta buscar tu propio estilo. Te sentirás mejor. Has tenido un buen maestro, ahora debes seguir sola.
¡Feliz AÑO nuevo!.
Un beso

Ricardo Miñana dijo...

Hola eleonora pasaba por tu rincon para desear pases unas felices fiestas y para el nuevo año que llega se cumplan tus ilusiones.
¡feliz año 2012!.
un abrazo.