viernes, 16 de diciembre de 2011

Acciones

No me oigas,

sólo escúchame.

No me veas,

sólo mírame.

No me observes,

sólo guíame.

No te enojes,

sólo despiértame.

No te vayas,

quiero que te quedes.

No me des tus razones,

sólo acompáñame.

No me ames,

sólo demuéstramelo.

Porque no acepto ser,

la obra de tu mente.

7 comentarios:

Dora Ku dijo...

Hermosa reflexión.
Leonora: Aprovecho este espacio para desearte una Navidad llena de paz, a pesar de este tiempo tan complejo.
Recibe un cariñoso abrazo de tu amiga : Doña Ku

David C. dijo...

Muy bueno. Así sincera y directa.

Juan Ojeda dijo...

Excelente, muy genuino lo que plantean esos versos, que en definitiva están diciendo "amame". Acompañar al otro bajo la premisa del respeto sin querer cambiarlo, fácil de decir, muy difícil de encontrar.

Un fuerte abrazo.
Felices fiestas por si no nos vemos y que te puedas dar un hermoso 2012.

fus dijo...

Bravo Eleonora, es como se debe ser,real y tangible, lo demàs son fantasias que quedan en la mente de cada uno de nosotros.

Espero que el pròximo año te traiga paz, tolerancia y trabajo..Feliz Navidad

un fuerte abrazp

fus

Humberto Dib dijo...

Yo creo que cuando uno pide que el otro haga o no haga cosas, muy mal andamos. En el amor los pedidos luego se pagan bastante caros.
Las cosas deberían fluir más espontáneamente... y silenciosas, ¿o no?
Un beso enorme.
HD

Sabrina dijo...

Un poema femenino al máximo!!
Estoy de acuerdo con Humberto, no hay que pedir jamás.

Un beso.
Sabri!!

Autor Confeso dijo...

Muy bueno, señorita!

Autor Confeso