viernes, 2 de diciembre de 2011

Sólo apariencias

Esa cena pasaría a ser una experiencia que jamás olvidaría.

Vivía en el barrio de las cañitas y se vinculaba con gente de la alta. Como generalmente suele ocurrir en este ambiente, las apariencias son las que se llevan el papel principal. Cecilia no era la excepción.

Criticona de las más agudas, ahora le tocaba a ella mostrar sus habilidades. Decidió hacer una cena, no porque fuera una buena anfitriona, sino porque una comida no sería tan difícil, creyó.

Le llevó tres meses organizar la velada, todo estaba listo, pero la lluvia llegó exactamente a la hora en la que no tenía que llegar, y esa visita le arruinó el parque e impidió que el grupo pudiera tocar. El temporal, como ensañado con ella, cortó la luz y los dejó a todos mirándose sin verse. Ante esta terrible escena, los invitados, complacientemente empáticos, decidieron marcharse dejándole un quevasé de regalo.

Cecilia se sintió tan mal y tan avergonzada que se prometió jamás volver a realizar criticas, ni a organizar cenas, por supuesto.

Y encima se le despintaron las uñas.

8 comentarios:

fus dijo...

Las personas que se creen superiores a las demas y no saben valorar las actitutes y aptitudes , suele pasarle, que todo le sale mal y hasta las uñas se les rompen.

un fuerte abrazo

fus

Juan Ojeda dijo...

Bueno, muchas veces de las visitas inesperadas es de las que más aprendemos,

Vivir para afuera es una increíble pérdida de energía, y casi siempre nos quedamos mirándonos sin vernos.

Un abrazo.

Dora Ku dijo...

Pues no entiendo en donde estuvo el problema, podría haber echado mano de sus habilidades y hacer una cena romántica con velas y ambiente misterioso Y sin luz ¡ni quien viera sus uñas!
Cariños: Doña Ku

David C. dijo...

que final (...por sus uñas :)

JOAQUIN DOLDAN dijo...

lo de las uñas tiene arreglo

Humberto Dib dijo...

Tengo la impresión de que los invitados eran unos intemperantes, podrían haber bailado todos bajo la lluvia. Pero se la tenían jurada, ella los había criticado demasiado...
Un beso.
HD

moderato_Dos_josef dijo...

Pobre Cecilia,me ha dado un poco de pena. Tenía tan buenos propósitos. pero la vida es así de desagradecida.
Muy buen post.

Recibe un cordial abrazo.

laindefensiónaprendida dijo...

Moraleja: no des jamás una fiesta en tu jardin, sin haberte cerciorado antes en la red, de la predicción atmosférica para los próximos tres dias.
un beso