martes, 18 de octubre de 2011

Ilusiones

Ella vivía en su ilusión, siempre estaba a través de su voz, su imagen, sus letras, allí donde su cortesía era opuesta a la realidad de su tiempo. Ella lo esperaba, él nunca llegaba…no podía revelar su naturaleza romántica. En esa dimensión tanto sabía de él, más que él mismo.

De vez en cuando venía, ella lo encontraba, pero él se esfumaba, nunca podía alcanzarlo. Él debía ir a su realidad, donde un adiós general y un “muchas gracias” eran lo correcto. La impotencia de ella era el cielo… Así pasó su vida, ella lo buscaba y él…era un simple hombre de siglos pasados donde su tierno amor por esa mujer sólo ilusión podía ser.

2 comentarios:

Antonio Soto B. dijo...

Uno no siempre vive en el tiempo-momento que desearía, pero anclarse en otros tiempos, quizás mejores o puede que no, nunca vividos, es una nostalgia romántica inevitable, para aquellos que aman la literatura. Un abrazo.

PD: Bienvenida a la blogosfera.

yguana rosa dijo...

Letras que destilan nostálgica indecisión...

Bonito inicio, ¡felicidades!