viernes, 24 de agosto de 2012

Sentencia


Cuando evoco tu imagen, afirmo... espero que algún día puedas darte cuenta de lo mucho que me duele la ausencia de tu voz, la falta de tus palabras; sin las notas de tu perfume este lugar huele mal, a decir verdad, todo huele muy mal sin tu presencia, porque así elijo que sea.

11 comentarios:

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Una pieza de sabor agridulce, Eleonora, en la que dejas a elección del lector -y eso es lo destacable- el motivo de la ausencia.

Un relato que además de exudar amor, puede hablarnos del desamor o de la pérdida. Una ambigüedad muy bien construida.

Gran trabajo.

Un abrazo,

fus dijo...

Està claro, que a pesar de la ruptura, la protagonista no quiere olvido e impone hasta el mal olor para tenerlo siempre presente. No le has dejado una puerta para poder escapar, la has encarcelado.

Muy buen micro.

un abrazo

fus

Sabrina dijo...

Que horror, la protagonista de tu relato no tiene salida, está encarcelada, presa de ella misma. Hay mucha gente así, no sabe elegir sus parejas y termina presa de sus propias desgracias. Lo peor es que no consiguen darse cuenta de eso y terminan sus días solas o con un hombre que las maltrata.
Muy bien mostrada esa vida de fracasos.
Besos, Eleonora.
Sabri!!

Humberto Dib dijo...

La decisión de sufrir es más fácil de tomar que la de ser feliz... ése es el problema.
Un beso.
HD

Lizzy dijo...

Fuerte y triste pero la intesidad que provoca es -ante todo- digna de una persona fuerte! muy bueno
saludos
http://unasolapersona.blogspot.com/

Pedro dijo...

Quería venir a felicitarte por el texto que has escrito con Humberto, él dejó una recomendación para que pasáramos por aquí y tiene razón, es un gran blog, por que no sigues publicando??
Es una verdadera pena, tienes que seguir!!

Liza dijo...

Gran texto habeis hecho con Humberto, enhorabuena!

Liza

Eleonora Beatrice dijo...

Querido Pedro: estuve con algunas dificultades que me han hecho imposible escribir.
Muchas gracias por tus palabras, realmente me hacen muy bien y son un gran motivo para continuar con el hermoso mundo de las letras.
Un gran abrazo y cariño.
Eleonora.

PiliMªPILAR dijo...

Bien cierto es que llego a este blog algo tarde y a sugerencia de Humberto.
¡Pero he llegado, y por aquí me quedo, Eleonora!
Un saludo de entrada

Enya Crip dijo...

Me gusta ese final...
(Porque así elijo que sea), esto es algo que yo he sentido alguna vez, en alguna ocasión en que no he podido controlar las circunstancias, porque no estaba en mi mano hacerlo, al menos si he podido elegir las sensaciones que me producían las circunstancias.
Un placer leerte te sigo,

Maria O.D. dijo...

Pues sí, yo he elegido lo mismo tantas veces, sólo me queda suspirar. ¡Saludos!